logo bex mapa
Menu

Los cimientos de un pueblo

Gustavo Luis Tarchini | Santiago del Estero

Estas imágenes capturadas entre abril del 2005 y noviembre del 2007 son el reflejo de una realidad rural que puede revertirse y es nuestra responsabilidad producir los cambios. Cambios que sólo la educación puede generar, ya que estoy convencido de que ella es el cimiento seguro sobre el que se edifica cualquier comunidad.
Sin duda nuestro extenso interior tiene realidades y necesidades muy distintas en su vasta geografía, las que deberían ser tenidas en cuenta a la hora de trazar objetivos, no sólo escolares sino como políticas de Estado que tiendan al desarrollo, en función de un plan estratégico provincial.
Debemos preparar a nuestros ciudadanos teniendo en cuenta las posibilidades laborales futuras y las urgentes demandas de la zona. Para ello las escuelas deben ser la llave para un porvenir mejor, formando ciudadanos capaces de ser actores de una sociedad que se encuentra ahí o muy cerca, no en la capital provincial o federal. Sea esta muestra también un homenaje a todos aquellos maestros que, con actitudes heroicas y sin medir el cansancio, se comprometen a transformar la comunidad en las que les toca ser protagonistas.
Gustavo Luis Tarchini Mayo 2009.


El invierno abraza una vez más los senderos del monte santiagueño, y al igual que todos los años, Juan vuelve a caminar por ellos, aferrado a su cuaderno. Casi instintivamente, su mano pequeña y paspada cierra con fuerza sus dedos, como si supiese que el sendero que une su rancho y la escuela es el camino que lo lleva hacia una vida mejor. Miles de Juancitos caminan a diario por el monte santiagueño en busca de una educación que los prepare y los forme en igualdad de condiciones.
Ellos como muchos otros santiagueños, desean formar parte de los cimientos de su pueblo, una utopía que todavía ninguna ley educativa transformó en objetivo. Juan es parte de una tragedia que se reedita en toda la ruralidad santiagueña con estenografías cambiantes, y con una importante cantidad de actores que desempañan su roles con mayor o menor compromiso, y cada uno de ellos sufre la realidad desproporcionadamente: padres, docentes, estado, cooperadoras, padrinos solidarios, todos son parte de este recorte temporal de la historia de la educación rural santiagueña, que al igual que en años anteriores no logra encontrar el sendero que la saque del circulo ineficaz en el que gira.
Este trabajo tiene como objetivo brindar una opinión expresada en fotografías, poesías, reflexiones, música y testimonio de algunos de los actores de la historia de la educación santiagueña, con el fin de provocar pensamientos y acciones que se transformen en objetivos, para que puedan nacer nuevas utopías.
Julio José Jozami y Gustavo Luis Tarchini Mayo 2009.