Libros de fotografía

 

Blumen, Irene Cruz (Madrid)

125 páginas | 15x21cm. | Tapa blanda.

BLUMEN se presenta en forma de foto-libro, en el que las imágenes de Irene Cruz -conformadas en sugerentes dípticos de paisajes y mujeres - dialogan con textos poéticos de diversos autores. En este trabajo, la fotógrafa madrileña, afincada en la actualidad en Berlín, asume un nuevo riesgo en su trayectoria, haciendo partícipes a sus más íntimas amigas del momento sublime de la creación fotográfica. Obligándolas a introducirse en sus paisajes más queridos, Irene Cruz invita a algunas de las mujeres de su vida a sumergirse con ella en un bello juego de creación en el que la luz mágica del momento en el que el día se convierte en penumbra explota haciendo volar a sus modelos por los territorios de un romanticismo muy estilizado.

Como dice el prólogo del libro (publicado en español y en inglés): Irene Cruz fotografía siempre descalza, siente descalza la húmeda tierra del bosque, crea descalza porque le gusta volar por la naturaleza en esa hora bruja del atardecer tardío o del anochecer temprano. Volar, fluir, vivir y saltar. Para caer de nuevo pesadamente en la tierra real; para sentir en sus pies la humedad de la neblina que ya no es naturalista porque se ha convertido en poesía romántica. Un proyecto tremendamente descarnado, pero al mismo tiempo sutil y tierno, que surge casi por casualidad con las primeras imágenes de una amiga, Altea, en un paisaje. Un primigenio diálogo con el que se inicia un largo camino por muchos paisajes y muchas mujeres.

Un juego visual que se va convirtiendo en poético. Un poema de luces y atardeceres que precisa y reclama la literatura para hacerse material. Y así -como de nuevo se señala en el prólogo del libro- primero fue de nuevo una amiga la que encendió el fuego de la palabra. Más tarde, la amiga de una amiga que también quiso participar en el juego (…) Después gente de lejos, que respondía con sus poemas a un grito de auxilio en las redes sociales. Gentes cercanas y lejanas, que compartían la pasión, que se dejaban atrapar por las imágenes de Irene; que hacían suyo el mensaje visual convirtiéndolo en palabras. (…) En español, en inglés, en francés, en italiano, incluso en coreano. Hasta en diez idiomas. Porque la poesía no está en el sentido ni en el intelecto sino en la pasión y en la emoción.

Contacto del autor.

Otros libros: