portada

Bex Magazine #26 Dossier Argentina

ADN Historias de aparecidos

Martín Acosta - Bs. As.

Ver en ISSUU

“No hay fotografías que puedan ser negadas.
Todas las fotografías poseen categoría de realidad.
Lo que ha de examinarse es de que modo la fotografía puede o no dar significado a los hechos.” [John Berger].

Son apenas ciento nueve. Ciento nueve de cuatrocientos. Ciento cinco niños recuperados, cuatrocientos niños desaparecidos. Sólo un puñado, un puñado que muestra, que grita, que niega que la sangre se pueda borrar.
Ellos, los ciento cinco niños recuperados del plan siniestro con que la dictadura militar quiso aniquilarles su identidad, muestran que no todo puede ocultarse, que no todo puede hacerse desaparecer. Fueron más de cuatrocientos los bebés que desaparecieron durante el régimen militar instaurado el 24 de marzo de 1976. La mayoría de ellos fue secuestrado junto a sus padres o nació en alguno de los centros clandestinos de detención. Hasta el día de hoy se pudieron localizar a ciento cinco de ellos, gracias a la incansable lucha de sus familias y el apoyo de las Abuelas de Plaza de Mayo. Algunos fueron entregados en adopción a familias que desconocían su verdadera identidad, o simplemente abandonados. Otros fueron apropiados por los mismos secuestradores de sus padres. Pero lo que se intentó en todos los casos fue borrar su identidad, las huellas de su sangre. Que jamás puedan ser como sus padres.
Comencé a fotografiar a esos niños, hoy hombres y mujeres, en agosto de 2001. Quise retratarlos junto al familiar que trabajó durante años en ese proceso de búsqueda y recuperación. Para mí, la unión de estas dos personas en una sola imagen representa el fracaso de la política del miedo que la dictadura militar quiso imponer. Estas fotos intentan mostrar que el quiebre y la disolución de los lazos familiares por medio del ocultamiento y la mentira no pudo imponerse porque también existió la perseverancia de sus familias y de ellos mismos cuando fueron creciendo. Al incluir una reproducción de una fotografía de sus padres desaparecidos, las dos imágenes se convierten en una unidad donde se encuentra el presente con el pasado. En definitiva, la esencia de lo que es la fotografía: el haber sido y el ser en una misma cosa. El texto nos cuenta quiénes son, qué les paso y cómo llegaron a ser quienes son hoy.
Los tres elementos: el texto, la foto del presente y la foto del pasado cierran un tríptico que encierra parte de nuestra historia.

retrato
Contacto

fotografia del ensayo

Guernica, Buenos Aires, 23 de septiembre de 2001: Manuel Gonçalvez con su abuela Matilde de Gonçalvez y su hija Martina.


fotografia del ensayo

MANUEL GONÇALVEZ.
Manuel fue él único sobreviviente de la casa de San Nicolás.
Su madre se había refugiado allí después de que secuestraron al papá de Manuel. Pero todos murieron en el operativo. Su mamá, una pareja amiga y otros dos niños. Manuel estaba en un placard y por eso se salvó aunque su estado era muy malo por los gases disparados contra la casa.
Unos policías lo llevaron al hospital y allí quedó internado como NN y con custodia policial durante cinco meses. Sólo lo visitaba la familia de un policía que lo había sacado de la casa. Querían adoptarlo pero el juez no lo permitió y lo entregó en guarda a los Novoa. Manuel volvió a aquella casa cuando fue a llevarle flores a su madre al osario de San Nicolás. Allí es donde Ana está enterrada después de haber sido trasladada desde una tumba NN.
En el osario hay una placa recordatoria que colocó la familia del policía que participó del operativo en que asesinaron a su madre. Hoy Manuel lleva una relación maravillosa con Matilde, su abuela y Gastón, su hermano. Aunque se pone triste cuando la abuela le cuenta que a veces le hace muy mal verlo, por los recuerdos de su hijo, pero él la entiende.
Gastón Gonçalvez, secuestrado el 24 de marzo de 1976. Ana María del Carmen Granada, secuestrada el 11 de noviembre de 1976.


fotografia del ensayo

Rosario, Santa Fe, 26 de agosto de 2001: Paula Cortassa / Carolina Guallane y su abuela Delfina Abba de Cortassa.


fotografia del ensayo

PAULA CORTASSA / CAROLINA GUALLANEZ
“Cuando me vio por primera vez gritó ‘¡Paula!’.
La abuela Delfina es la única persona que me llama Paula”. A los tres años me enteré que era adoptada. A los doce más o menos tenía pesadillas con hechos de violencia. Empecé a asociar las fechas y le pregunté a mi mamá si yo era hija de desaparecidos. Lloré como una condenada, pero fue un gran alivio”. En 1995 comencé a buscar. Una señora me vio en canal 3 de Rosario. Enseguida pensó que era la nieta de Agustín, mi abuelo, el papá de Enrique. Ella ubicó mi teléfono por la guía. Habló con mi mamá y se encontraron. Fueron a ver a Delfina y ella le mostró una foto de Blanca. Ahí mi mamá pensó que podía ser posible”. Paula / Carolina trabaja por saber sobre sus padres y encontrar a su hermano, o hermana. Blanca, su mamá, estaba a punto de parir cuando la secuestraron. Dos años después de recuperar su identidad, Paula-Carolina encontró los restos de Blanca y los enterró en el cementerio de Venado Tuerto. “Estuvimos juntos hasta el final. Blanca era una madraza. Me encanta saber que ellos tenían una idea y creían en ella. Me encanta saber que ellos trabajaban en las villas. Estoy orgullosa de lo que hicieron mis viejos”.
Enrique Cortassa y Blanca Zapata, secuestrados el 11 de febrero de 1977.


fotografia del ensayo

Bella Vista, Buenos Aires, 25 de julio de 2001: Elena Gallinari y su tío Guillermo Abinet.


fotografia del ensayo

ELENA GALLINARI
“Justo a mí me tiene que pasar esto”. Elena tenía diez años y pensaba en eso cuando la jueza le explicaba que era hija de desaparecidos y que sus padres no eran sus padres sino quienes la habían robado y apropiado al llevársela desde un Centro Clandestino de Detención en donde ella había nacido.
Ese día de abril de 1987 había terminado para siempre la vida normal de escuela de barrio en City Bell y fin de semana en el club policial que le había armado el Subcomisario de la policía bonaerense Domingo Luis Madrid. Elena tomó las cosas con asombrosa naturalidad e inmediatamente aceptó a su familia.
Ella quería quedarse con su abuela Leonor pero la familia resolvió que viviera en Bella Vista con el tío Guillermo y sus primos. La abuela vivía sola en La Rioja desde que fue liberada tras pasar tres días secuestrada junto a su hija María. Elena se acomodó rápidamente a la vida de pueblo de Bella Vista donde terminó sus estudios. De su padre supo poco. Que fue secuestrado, liberado, secuestrado nuevamente y después fusilado. Sus restos fueron localizados en el cementerio de Moreno. De su madre absolutamente nada. Continúa desaparecida desde el 16 de septiembre de 1976. Dio a luz a una niña en algún lugar desconocido del territorio bonaerense dos meses después de haber sido detenida.
María Abinet, secuestrada el 16 de septiembre de 1976.


fotografia del ensayo

Ciudad de Buenos Aires, 5 de febrero de 2005: Juan Cabandié y su abuela Yole Oppezzo.


fotografia del ensayo

JUAN CABANDIÉ
“Me acerco a Abuelas en el 2003. Yo ya no podía sostener mi vida, mi incertidumbre, mis depresiones”. Juan Cabandié nació en marzo de 1978 en el Centro de Detención Clandestino de la Escuela de Mecánica de la Armada. Sus padres, Damián Cabandié y Alicia Alfonsín, eran militantes de Montoneros y fueron secuestrados de su casa en la calle Solís al 600 y estuvieron prisioneros en el Banco y el Atlético. Alicia estaba embarazada de cinco meses y medio y fue trasladada a la ESMA para dar a luz.
Hasta el día de hoy Damián y Alicia continúan desaparecidos. “Yo nací aquí adentro. Bastaron los quince días que mi mamá me amamantó y nombró aquí para que yo les dijera a mis amigos, antes de saber quién era mi familia, antes de saber mi historia, que yo quería llamarme Juan”. Esas fueron las palabras de Juan, en un acto masivo frente a la ESMA el 24 de marzo de 2004, cuando ya sabía que era Juan. Hasta hacía pocos meses atrás seguía llamándose Mariano, como lo había bautizado Luis Falco, el agente de Inteligencia de la Policía Federal que lo había apropiado. “Con la identidad falseada uno no puede construir mucho, siempre falta algo. Uno busca algo y no sabe qué es lo que busca”.
Damián Cabandié, secuestrado el 23 de noviembre de 1977. Alicia Alfonsín, secuestrada el 23 de noviembre de 1977.


fotografia del ensayo

Lobos, Buenos Aires, 20 de octubre de 2001: Gabriel Cevasco y su tía Adriana Leiva.


fotografia del ensayo

GABRIEL CEVASCO
“A mí me robaron, yo nací de nuevo el 25 de octubre de 2000” dice Gabriel, quien en ese entonces se llamaba Ramiro. María, su mamá, está desaparecida desde el 11 de enero de 1977. Ser desaparecido en la Argentina es no estar más, no existir más, no ser más. Conocí a Adriana, hermana de María y tía de Gabriel en mi primera visita a Abuelas de Plaza de Mayo, cuando fui a pedir ayuda para mi proyecto. Yo estaba justo analizando los posibles casos a fotografiar cuando entró ella y dijo “¡qué están haciendo con mi nene!” Poco conoce Adriana de lo que pasó. Nada conoce Gabriel de lo que pasó. Poco sabemos nosotros acerca de lo que pasó. María era militante del PRT – ERP y psicóloga. Trabajaba en una fábrica y la secuestraron a la salida mientras esperaba el colectivo.
Enrique, el papá de Gabriel, fue quien avisó a la familia que María había sido secuestrada. Ahora vive en Brasil. Gabriel terminó en Pergamino, con familia sustituta y ansias de saber quién fue. Se acercó a la religión y después a Abuelas. El análisis de ADN le confirmó quién era y de dónde venía. Hoy empieza a construir quién será.
María Leiva y Gabriel Cevasco, secuestrados el 11 de enero de 1977.


109 historias de aparecidos JULIEN GRISONAS Anatole Boris | JULIEN GRISONAS Victoria Eva | RUARTE BRITOS Tatiana Mabel | JOTAR BRITOS Laura Malena | MOYANO Juan Pablo | ARZE Tamara Ana María | BAAMONDE Martín | COLAUTTI FRANSICETTI Humberto Ernesto | FERRI FRANSICETTI Elena Noemí | ROSENFELD MARCUZZO Sebastián | GARBARINO Eduardo | HISI Ana Laura | PATIÑO CARABELLI Astrid | SPOTURNO Federico Luis | LA BLUNDA FONTANA Andrés | GARCIA HERNANDEZ Amaral | MENDIZABAL ZERMOGLIO Diego | LOGARES Paula Eva | JUAREZ Sebastián Ariel | GATICA CARACOCHE Felipe Martín | GATICA CARACOCHE María Eugenia | LÓPEZ RUTILA ARTES Carla Graciela | MOLINA PLANAS Jorgelina Paula | ÁLVAREZ María Fernanda | BAU DELGADO Marina Leonor | BAU DELGADO Liliana | BADELL ACOSTA Paula Eliana | BADELL ACOSTA Esteban Javier | PINTOS Ramón Ángel | SCACCHERI Laura Ernestina | MOSCATO Marcos Lino | ORLANDO CANCELA Paula | GALLINARI ABINET Elena | GALLARDO Gabriela Alejandra | LAVALLE LEMOS María José | DUCCA Hugo | MOYANO ARTIGAS María Victoria | VICARIO Ximena | REGGIARDO TOLOSA Gonzalo Javier | REGGIARDO TOLOSA Matías Ángel | RUIZ DAMERI Marcelo Mariano | CASTRO TORTRINO Emiliano Carlos | ZAFFARONI ISLAS Mariana | ABDALA FALABELLA José Sabino | FUENTE ALCOBER María Alehandra | FUENTE ALCOBER Stella Maris |


FUENTE ALCOBER Raúl Roberto | D´ELIA CASCO Carlos | ACOSTA Laura Fernanda | GONÇALVES GRANADA Manuel | PENINO VIÑAS Javier Gonzalo | CORTASSA Paula | HERNANDEZ HOBBAS Andrea Viviana | GALLO SANZ Carmen | RUIZ DAMERI María de las Victorias | POBLETE HLACZIK Claudia Victoria | MONTENEGRO Hilda Victoria | GELMAN GARCIA Marí Macarena | PEREZ ROISINBLIT Guillermo Rodolfo F. | CASTRO ROCCHI Martín | CEVASCO Gabriel Matías | GATTI MENDEZ Simón Antonio | SAMPALLO BARRAGAN María Eugenia | COLOMA LARRUBIA Susana | PIETRAGALLA Horacio | GODOY FERREYRA Gustavo | CABANDIÉ ALFONSÍN Juan | DONDA PEREZ Victoria | NADAL GARCIA Pedro Luis | FOSSATI ORTEGA Leonardo | CASADO TASCA Sebastián José | SUAREZ NELSON (Natalia) | SANDOVAL FONTANA Alejandro Pedro | SUAREZ VEDOYA Marcos | CASARIEGO TATO (Pablo Hernán) | MANRIQUE TERRERA Celina Rebeca | ALTAMIRANDA TARANTO Belén | BAUER PEGORARO (Evelin) | RUIZ DAMERI Laura (Carla) | CASTELLI TROTTA (Milagros) | GOYA MARTINEZ ARANDA Jorge Guillermo | CUGURA CASADO (Alejandra) | DE SANCTIS OVANDO Laura | CAGNOLA PEREYRA Federico | VALENZUELA NEGRO Sabrina | GARCIA RECCHIA (Bárbara) | AMARILLA MOLFINO (Martín) | ESPINOSA VALENZUELA Matías Nicolás | MADARIAGA QUINTELA Francisco | ROCHISTEIN TAURO Ezequiel | ROSSETTI ROSS | KLOTZMAN BARRAL María Pía Josefina | REINHOLD SIVER Laura octubre 2011


bexbariloche@gmail.com - BARILOCHE - PATAGONIA - ARGENTINA